Fundamentalmente consiste en ayudar a resolver conflictos, tanto  de personas individuales como de grupos, con técnicas y métodos diversos. La mediación, el asesoramiento o la intervención sistémica,  son herramientas diferentes, pero que pueden ser utilizados para hacer efectiva esa ayuda, con el objeto de encontrar y desarrollar la solución adecuada al conflicto concreto. Es todo lo contrario a una solución estándar para todos.

 Tanto la Ayuda como el Asesoramiento Profesional pueden ser realizados de varias formas:

  Consulta privada
  • Mediante petición de cita previa y desplazamiento del cliente al centro de atención.
  • Mediante consulta "on line" para personas que no pueden desplazarse o que, simplemente, les resulta  más conveniente realizarla desde el lugar en el que se encuentran.

A través de la consulta es posible determinar el método más adecuado que a la persona, o grupo, le resulte eficaz para la solución de su conflicto: mediación, asesoramiento, intervención sistémica, etc.

  Formación y supervisión

Docencia universitaria. Formación de mediadores profesionales a través de la docencia impartida en el Máster en Mediación de la Universidad de Sevilla, formado por dos títulos:

  • Mediación Familiar, con Menores y Educativa
  • Mediación Civil, Social y Justicia Restaurativa

Puede consultarse en la web del Centro de Formación Permante de la Universidad de Sevilla o bien en la web del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología (>Oferta de cursos >Máster propio >Mediación).

Docencia no universitaria. Para Organismos Públicos o Privados, Empresas, Centros, Asociaciones... 

Cursos y talleres. Diseño de programas docentes para cualquier entidad que solicite impartir formación específica a un grupo determinado, en la gestión de conflictos con métodos pacíficos, no adversariales, ni judiciales.

Supervisión a profesionales que trabajan conflictos jurídicos, familiares, sociales, educativos  que necesitan una perspectiva más amplia,  o simplemente,  distinta.

  Evaluación neutral

Consiste en la realización de informes sobre los costes de diversa clase que una situación conflictiva entre dos partes, individuales o grupales, pudiera tener para cada una, si no resuelven adecuadamente su  conflicto.

Se entienden por costes no sólo los costes económicos, judiciales o emocionales, sino además los producidos en sus relaciones sistémicas.

Dicho informe puede ser solicitado por un profesional del campo del Derecho, de la Psicología o de la Educación para presentarlo y trabajar con sus clientes partiendo del informe de evaluación.

Igualmente, el informe puede ser encargado  por una sóla,  o por ambas partes en conflicto. El objetivo es que las partes enfrentadas puedan tomar decisiones en base a una información lo más completa posible y no basada en la ignorancia sobre algunos aspectos del conflicto -que pueden desconocer-, como son los derivados de una perspectiva sistémica.